AREA SOCIAL - MUERTE SÚBITA EN EL DEPORTE

“LA MUERTE SÚBITA EN EL DEPORTE”.

La muerte súbita cardíaca es una pérdida brusca o repentina del pulso y el conocimiento, causada por un fallo del corazón a la hora de bombear eficazmente la sangre al cerebro y al resto del cuerpo. Normalmente está causada por arritmias potencialmente mortales y anormalidades en el sistema eléctrico del corazón.

La víctima de la parada cardíaca súbita pierde en primer lugar el pulso, luego el conocimiento y finalmente, la capacidad de respirar. Todo ello ocurre rápidamente, en unos segundos. Las víctimas de muerte súbita sin tratamiento inmediato, fallecen en el 90-95 % de las ocasiones.

Se trata claramente de uno de los problemas de salud de mayor magnitud en nuestro país y sin embargo es la gran olvidada de nuestro sistema sanitario.

Según la Sociedad Española de Cardiología, en nuestro país se estima que cada año 30.000 españoles mueren por muerte súbita. Si miramos a nuestro alrededor todos conocemos casos de personas que han fallecido súbitamente. Si se trata de personas socialmente relevantes, su caso aparece en los medios de comunicación, pero en nuestro entorno probablemente encontraremos también casos cercanos. Sin embargo, su magnitud pasa muchas veces inadvertida y se le considera un problema contra el que no podemos hacer nada.

En 2011 Pedro Manonelles Marqueta, Coordinador del Registro Nacional de Muerte Accidental y Súbita en Deportistas y Presidente de la Federación Española de Medicina del deporte (Zaragoza), realizó un estudio que determinó que en España, los deportes con mayor número de muerte súbita son el fútbol (40 personas), el ciclismo (39 personas) y la carrera a pie running (24 personas). En realidad, determina entre otros factores, que la aparición de un episodio de muerte súbita no es el deporte en concreto, sino la intensidad del esfuerzo con que se realiza cada una de las actividades deportivas.

Estos son los motivos por los que la ASOCIACIÓN DE FUTBOLISTAS ESPAÑOLES, en su programa de Responsabilidad Social Corporativa, CONFERENCIAS AFE y con la colaboración de la SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CARDIOLOGÍA (SEC), dedica su tercera acción para conseguir los objetivos básicos fundamentales de esta campaña:

  • 1. Conseguir que el máximo número de personas que practican deporte, conozcan el procedimiento esencial para saber actuar ante un caso de muerte súbita sin servicios médicos en el momento del incidente y difundir la necesidad de que cualquier instalación deportiva, cuente con al menos un desfibrilador.
  • 2. Que todo aquel que practique deporte de forma activa, se haga un reconocimiento de capacitación deportiva.

Es hora de concienciarnos sobre la gravedad del problema de la muerte súbita, de la magnitud de sus cifras y de lo mucho que podemos hacer para mejorarlas.